El Oculista

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Biblioteca Benito Daza de Valdes Benito Daza de Valdes, Biografia

Benito Daza de Valdes, Biografia

Escrito por 

Benito Daza de Vadés, (Córdoba, España, 31 de marzo de 1591 – Sevilla, 1634). Autor del primer libro sobre optometría en español

Gracias a esta obra se le considera uno de los precursores de la "oftalmología" moderna. En ella detalla cómo clasificar las lentes, cómo graduar la vista, además de cómo operar las cataratas e incluso propone colocarse cristales ahumados contra los efectos nocivos del sol. El esquema propuesto por Daza de Valdés para clasificar las lentes es el distintivo de la Sociedad Española de Oftalmología.

Era hijo de Lucas Valdés, miembro del gremio de plateros de la ciudad de Córdoba. Se graduó de bachiller en artes y filosofía en la Universidad de Sevilla en 1616. Posteriormente debió estudiar leyes, llegando a ser «Notario del Santo Oficio de la ciudad de Sevilla», según figura en su obra Uso de los antojos. La referencia, también en la citada obra, a un manuscrito de Antonio Moreno («el segundo libro de perspectiva, que saldrá a luz, del licenciado Antonio Moreno, cosmógrafo y catedrático de Su Majestad en la Casa de la Contratación de Sevilla») y su interés por la aplicación del anteojo (lo que él llama «antojo visorio») a la observación astronómica fundamentan la sospecha de que mantenía relaciones con los cosmógrafos y matemáticos de la Casa de la Contratación.

A fines del siglo XVI y en las primeras décadas del siglo XVII, las obras de Giambattista della Porta, Francesco Maurolico y Kepler significaron el renacimiento del interés de los sabios hacia los vidrios correctores. En este contexto apareció la obra de Daza Uso de los antojos (1623), el primer tratado sistemático sobre las lentes para corregir defectos de la visión.

Efectivamente, el motivo central del libro de Daza Valdés es describir todos los aspectos relativos a la construcción y uso de las lentes, poniendo particular énfasis en su insustituible función como correctores de los defectos visuales. Es decir, en que las lentes no deforman la aprehensión de la realidad a través de la vista sino que, por el contrario, la facilitan.

El texto de la obra, precedido de un breve prólogo, se compone de tres libros. El primero, titulado «De la naturaleza y propiedades de los ojos» y dividido en once capítulos, describe la función visual y estudia con detalle los defectos de la misma que requieren corrección óptica. El libro segundo, «De los remedios de la vista por medio de los antojos», dividido en diez capítulos, analiza las propiedades ópticas de los cristales cóncavos y convexos, incluyendo una descripción de los procedimientos que pueden arbitrarse para determinar los «grados» precisos para corregir las distintas ametropías. El último libro lo constituyen cuatro «Diálogos» en los que, como figuras centrales, aparecen un Maestro (artesano) y un doctor, recurso dialéctico que utiliza Daza para subrayar la necesidad de unir la habilidad técnica con los conocimientos teóricos.

Los historiadores de la óptica oftalmológica han subrayado las distintas aportaciones y descubrimientos de Daza en este campo. Así, la consideración por primera vez del tiempo —adaptación— para la visión perfecta. La observación de casos de hipermetropía, habiéndolos corregido Daza antes que nadie. La primera descripción de las gafas protectoras. Las ventajas de los vidrios de cuarzo. Asimismo otros autores han señalado que Daza es el primero que describe la anisometropía y la forma de corregirla. También de gran interés es el ingenioso método empleado para medir la potencia de las lentes, basado en la distancia focal.

En óptica geométrica merece subrayarse la aportación de Daza al señalar la influencia de la aberración esférica según la forma de las lentes.

Notable es también, en el Uso de los antojos, el estudio que su autor hace, en el Diálogo IV, del anteojo de Galileo. Sin duda se trata de la primera descripción de dicho instrumento de toda la literatura española impresa. Daza señala la importancia fundamental del objetivo y la poca importancia relativa del ocular. Proporciona un criterio para valorar el rendimiento visual del anteojo. Comenta también algunas observaciones astronómicas inspiradas sin duda en el Sidereus Nuncius de Galileo. Finalmente describe otros instrumentos ópticos: la cámara oscura de Giambattista della Porta y los espejos. (En J. M.ª López Piñero et alii, Diccionario histórico de la ciencia moderna en España, Barcelona, Ediciones 62, 1983, s. v. Daza de Valdés, Benito).

Gracias a esta obra se le considera uno de los precursores de la "oftalmología" moderna. En ella detalla cómo clasificar las lentes, cómo graduar la vista, además de cómo operar las cataratas e incluso propone colocarse cristales ahumados contra los efectos nocivos del sol. El esquema propuesto por Daza de Valdés para clasificar las lentes es el distintivo de la Sociedad Española de Oftalmología.

Ejemplares y otras ediciones

Sevilla, Diego Pérez, 1623: Granada, Biblioteca Universitaria, A-37-256; Madrid, Biblioteca Nacional, R/25696, R/4989, R/6623, R/12711(1), R/31440, 3/77712; Madrid, Palacio Real, X-911; Madrid, Real Academia de la Historia, 4/1341; Madrid, Real Academia Española, 5-B-118; Madrid, Real Academia Nacional de Medicina, 7-3 Biblioteca 24; Madrid, Universidad Complutense, Facultad de Filología, Res303; Madrid, Universidad Complutense, Facultad de Medicina, 6177D31bR; Toledo, Biblioteca Pública del Estado, 4-3916; Vitoria, Seminario Diocesano-Facultad de Teología, CE-20143.

Ediciones modernas

Benito Daza de Valdés, Uso de los antojos, Madrid, Julio Cosano, 1923 (edición facsímil de la de Sevilla, Diego Pérez, 1623).

Benito Daza de Valdés, El libro de los antojos, Madrid, Real Academia Nacional de Medicina de Madrid, 1974.

 

Más en esta categoría: Uso de los Antoios »

Menú Principal

Buscar

Conectados

Tenemos 22 invitados conectado(s)
Developed by JoomVision.com
Banner